Ganoderma y enfermedades respiratorias


El Ganoderma ayuda a combatir resfriados y bronquitis por su acción en el sistema inmunológico que al ser fortalecido por los compuestos activos del Ganoderma responde con más rapidez a los síntomas evitando que los microbios y bacterias que provocan las enfermedades pasen la primera fase  barrera de defensas.

Al evitar que las bacterias avancen, el Ganoderma mantiene a salvo otros órganos como el oído y los bronquios que pueden verse afectados por un simple resfriado y al mismo tiempo va disminuyendo los molestos síntomas hasta acabar con la enfermedad.

El Ganoderma también es benéfico en casos de asma, donde actúa mediante los compuestos triterpenoides y germanio que soportan los tubos bronquiales, por lo que reduce la agitación y gravedad del asma.

Otras alergias como la rinitis y sinusitis donde puede controlar los síntomas, disminuir la frecuencia de su aparición e incluso eliminarlas.

Anuncios