Ganoderma “Rey Milagroso de las Hierbas”


Hace 2800 años a.c gobernó en China Shen Nong, un famoso emperador llamado el granjero divino, un título que se ganó por dedicar toda su vida a transmitir a sus súbditos el conocimiento de las propiedades de las plantas y hierbas, entre ellas las del   Ganoderma.

El Granjero Divino fue el primero en cuestionarse los efectos de las  hierbas y plantas  en las personas y para descubrir cómo podían usarse y los beneficios que podrían tener él mismo probó 365 plantas y hierbas, entre venenosas y medicinales para estudiar qué enfermedades combatían y qué efectos positivos o secundarios provocaban en el cuerpo humano, todo experimentándolo en su propio cuerpo.

Después de años de investigación recopiló los descubrimientos que hizo en el primer libro conocido sobre la farmacopea oriental, en el clasifico las hierbas y plantas en tres categorías diferentes.

Las hierbas superiores, que servían para tratar múltiples enfermedades y mantenían equilibrado el cuerpo.

Las hierbas o plantas promedio que reforzaban el funcionamiento de alguna parte del cuerpo y funcionaban como tónico y las hierbas regulares que eran útiles para tratar o curar dolencias específicas.

Dentro de la clasificación de Shen Nong, el Ganoderma  fue clasificado como la hierba superior de las superiores y fue denominado “El Rey Milagroso de las Hierbas”.

Anuncios