Ganoderma para el sistema circulatorio


El Ganoderma actúa en el sistema circulatorio  mejorando y regulando sus funciones, limpiando la sangre y aportando triterpenoides que reducen las grasas como los triglicéridos  y el colesterol, previniendo enfermedades cardíacas  la hipertensión y endurecimiento de las arterias coronarias entre otras.

Casi todas las enfermedades en el sistema circulatorio son provocadas por la falta de oxigeno en la sangre y los coágulos que se forman en ella y es ahí dónde es útil el Ganoderma debido a que es considerado un anticoagulante natural y favorece la circulación sanguínea,  facilitando la labor del músculo cardíaco.

Anuncios